Bendición del agua para laicos

Aprende un rito para bendecir el agua. El elemento agua es un sacramental, un signo sensible y eficaz para atraer la gracia de Dios y conectar al creyente con la Divinidad. El agua es uno de los signos utilizado con mayor frecuencia para bendecir a los fieles.

El agua ritualmente bendecida evoca en los fieles el recuerdo de Cristo que represento la culminación de las bendiciones divinas. El se dio a si mismo el apelativo de «Agua Viva» e instituyo para nosotros el bautismo, sacramento del agua, como signo de bendición salvadora.

¿Cómo bendecir el agua en la casa  y utilizarla en la bendición de objetos?

Elementos necesarios: Vela blanca,  agua fresca, un cuenco y una rama de  para esparcirla.
Enciendo cirio y hago la señal de la cruz,  rezar un Padrenuestro y tres Glorias
y decir:
Señor Dios Creador del Universo. Invoco en tu Nombre al Espíritu Santo que nos ha hecho nacer de nuevo en Cristo a través del Bautismo.
Toma el cántaro con el agua a bendecir entre tus manos y di:
Con esta bendición del agua (haz una primera señal de la cruz sobre ella)
recordamos a Cristo (haz una segunda señal de la cruz sobre ella),
Agua Viva del Padre (haz una tercera señal de la cruz sobre ella).
Que siempre que nos rociemos con esta agua o nos santigüemos con ella al ingresar en nuestra casa o dentro de ella, demos Gracias a Dios por el inapreciable don de conectarnos con la Gracia Divina a través de este elemento y el sacramento de la fe que un día recibimos a través del Bautismo.

Ahora lee en la Biblia Juan 7, 37-39 – Este relato bíblico se dio durante la Fiesta judía de las Cabañas o Succot.
37 El ultimo día, el mas solemne de la fiesta, Jesús, poniéndose de pie, exclamo: «El que tenga sed, venga a mi; y beba
38 el que cree en mi». Como dice la Escritura: «De su seno brotaran manantiales de agua viva».
39 El se refería al Espíritu que debían recibir los que creyeran en el. Porque el Espíritu no había sido dado todavía, ya que Jesús aun no había sido glorificado.
Cierro con la oración para bendecir el agua y que se utiliza antes de bendecir objetos cristificables:
Bendito seas, Señor, Dios todopoderoso, que te has dignado bendecirnos y transformarnos interiormente en Cristo, Agua Viva de nuestra salvación. Te pedimos, que los que nos protejamos con la aspersión o el uso de esta agua, sintamos, por la fuerza del Espíritu Santo, renovada la juventud de nuestra alma y experimentemos el vivir la gracia de una vida nueva. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Señor Dios, Padre de los Cielos, dirige tu mirada sobre nosotros, que, redimidos por tu Hijo, hemos nacido de nuevo del agua y del Espíritu Santo en la fuente bautismal. Te pedimos que nos concedas que todo lo santificable que reciba la aspersión de esta agua quede renovado y te sirva al servicio de tu creación. Por Jesucristo, nuestro Señor.  Amen.